algunos titulares – 7/11/2012

La Revolución de Octubre, aniversario 95 de la primera revolución socialista en el mundo
Miguel Fernández Martínez – Cuba, la Isla Infinita, vía Boltxe kolektiboa
(…) Sobre octubre de 1916, Rusia había perdido entre 1,6 y 1,8 millones de soldados, a los que había que añadir dos millones de prisioneros de guerra y un millón de desaparecidos. Poco ayudaron estas cifras a la moral del ejército. Comenzaron los motines, y en 1916 empezaron a circular rumores de confraternización con el enemigo…
[+ video]

Siria: el tercer bando en la guerra civil
Redacción – Eurasian Hub
(…) El problema radica en que las fuerzas que organiza y financia el gobierno de Arbil son políticamente opuestas a las del YPG, afines al PKK que combate contra los turcos desde hace casi treinta años. De hecho, se sospecha que las topas procedentes de Arbil tendrían como misión principal neutralizar a las unidades del YPG cuando cayera el régimen de Bashar al Assad. y se produjera el consiguiente vacío de poder en Siria…

Malí: ¿el siguiente Afganistán?
Immanuel Wallerstein – La Jornada
(…) Mauritania, que ha tenido mayor éxito que otros gobiernos de África occidental en la contención de los grupos "salafistas", teme una diseminación de estas fuerzas al interior de Mauritania, especialmente si accedieran a combatirlos militarmente en Malí…

Egipto: el movimiento huelguístico y la crisis del estado
Anne Alexander – Sin Permiso
(…) La flexibilidad del Estado durante una revolución, a medida que se expande hacia el exterior en un esfuerzo por contener las energías en ebullición, aumenta el atractivo del reformismo como estrategia. Para los reformistas, la lucha de las masas desde abajo proporciona simplemente un medio para abrir los salones cerrados del estado e insertarse en las oficinas. En 1917, Lenin argumentaba que los trabajadores no pueden cambiar el estado de esta manera, ya que incluso una república democrática seguiría siendo un estado capitalista, cuya finalidad es y será siempre garantizar las mejores condiciones para su explotación…

A 50 años de la Crisis de Octubre (Parte III y final)
Sergio Rodríguez Gelfenstein – Radio Universidad de Chile
(…) La escalada del conflicto llevó a duras cartas de Kennedy a Jruschov y viceversa. El líder soviético le manifestó al presidente estadounidense que no daría órdenes para detener los barcos que navegaban hacia Cuba y que cualquier acción agresiva contra ellos sería respondida de acuerdo a lo que consideraran necesario para defender sus derechos…

Entrevista a Emir Sader sobre la investigación en América Latina
"Hoy la intelectualidad no es contemporánea de lo que vivimos"
Martín Granovsky – Página 12
(…) Heredamos un Estado que no está hecho para el cambio. Algunos países tomaron la cuestión: Ecuador y Bolivia. Otro tema es el de la cultura y los valores. Somos víctimas del modo de vida norteamericano como única forma visible de sociabilidad. ¿Cuáles son los valores que corresponden a un nuevo tipo de desarrollo volcado a las necesidades de la gente? No es un asunto sólo ideológico. Los intelectuales ayudan a buscar fundamentaciones, ramificaciones, análisis desde perspectivas nuevas…

"Acabar con las causas del conflicto es necesidad insoslayable para alcanzar la paz"
Reflexiones sobre la agenda de La Habana III
Delegación de Paz de las FARC-EP – Cambio Total, vía Rebelión
(…) Cualquier punto que se aborde del Acuerdo, implica un desarrollo en el que se incluya considerar "el respeto de los derechos humanos en todos los confines del territorio nacional", "el desarrollo económico con justicia social y en armonía con el medio ambiente", "el desarrollo social con equidad y bienestar, incluyendo las grandes mayorías", "ampliar la democracia como condición para lograr bases sólidas de la paz", contando con el acompañamiento de la región y de la comunidad internacional…

Chile: ¿fin de un ciclo?
José Steinsleger – La Jornada
(…) De la mano de Felipe González, la CIA y los Pactos de la Moncloa (1977), una generación de intelectuales y políticos chilenos se tragaron a conveniencia el cuento "del uno y el otro extremos". Hasta que finalmente pactaron con el tirano la "transición". Decían: ¡todo con tal de no regresar a "lo anterior"!…

Elecciones municipales 2012
Ningún partido o coalición puede declararse triunfador
Celso Calfullan – Rebelión
(…) Pero es evidente que el alto abstencionismo tiene raíces más profundas y tiene que ver con la bronca y el malestar que tiene un alto porcentaje de la población, pero que por ahora no se ve reflejado en organización y lucha para cambiar las cosas, la baja sindicalización, la baja participación en las organizaciones vecinales de su barrio o población u organizaciones sociales en general, el abstencionismo viene a ser su simil de lo que sucede en el país en las elecciones, pero no marca claramente una alternativa de cambios profundos de nuestra sociedad, afirmar lo contrario es puro voluntarismo. El abstencionismo no representa una propuesta concreta de cambio, solo representa un alto porcentaje de rechazo a lo existente…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: