algunos titulares – 20/08/2012

Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad
Retos extraordinarios en horas extraordinarias
Fernando Buen Abad – La Jiribilla
(…) No hay tiempo que perder. Hay que reunir fondos, organizarnos, definir espacios y poner fechas para trabajar, hombro con hombro, con los movimientos sociales, el movimiento obrero… para transformar el mundo; con los trabajadores del arte y la cultura, con todos los intelectuales revolucionarios de todas las disciplinas, con los estudiantes… con todos los que desde sus ideas y sus experiencias abonan, ya desde hace mucho tiempo, la experiencia (de sus derrotas y de sus triunfos) para amalgamar una fuerza de unidad mundial emancipadora que garantice las bases del Hombre Nuevo pensando y trabajando por el mundo nuevo…

La recuperación económica que no está ocurriendo
Immanuel Wallerstein – La Jornada
(…) Lo que pasa más desapercibido es el hecho de que durante todo ese mismo siglo el nivel de ganancia de las acciones fue más o menos dos veces el incremento en el PIB –algo que ha hecho que algunos cuantos analistas lo califiquen de juego de Ponzi. Resulta que gran parte de esos maravillosos dividendos de las acciones ha ocurrido en el periodo que comenzó a principios de 1970 –la era a la que se conoce como globalización, neoliberalismo y/o financialización…

La hora de los belicistas
Gideon Levy – Haaretz, vía Rebelión
(…) El viernes, por ejemplo, el Canal 2 de Noticias, también conocido como "el campo de fuego tribal" y el único que transmite noticias en la víspera del sábado, se unió al coro. La movilización de esta emisora en apoyo de un ataque a Irán podría convertirse en el factor decisivo. En el menú, como de costumbre, había una peligrosa combinación de paranoia, beligerancia y megalomanía, esta vez en proporciones sin precedentes. Un Irán nuclear es claramente otro Holocausto, así lavan el cerebro del espectador…

La situación y la lucha de las mujeres palestinas
Hanady Muhiar – Revista Pueblos
(…) Sin embargo, a pesar de los logros, las mujeres ven que no dejan de ser un instrumento más al servicio de la lucha nacional, lo que a su vez las convierte en un objetivo más vulnerable en manos de los abusos del opresor israelí, que instrumentaliza desde un principio las tradiciones y la inequidad de género en beneficio de sus propios intereses…

Pablo Catatumbo, FARC-EP: ‘Acerca de nuestro carácter político’
Pablo Catatumbo – ANNCOL, vía Kaos en la Red
(…) Es allí donde cualquier observador avezado encontrará que en Colombia se vivencia un florecimiento de ricas y nuevas experiencias organizativas dentro del campo popular, que se manifiestan en heterogéneas manifestaciones de movimientos, convergencias, expresiones y plataformas que saludamos con la alegría de quien encuentra nuevos amigos y compañeros para su brega diaria. Las FARC-EP no han visto en este creciente y novedoso turbión popular un enemigo o un contrario…

La esperanza y promesa que encarnan las Eloísas, Camilas y Borics
Leopoldo Lavin Mujica – G80
(…) Este ciclo histórico de luchas contra las nuevas y antiguas formas de opresión que tiene por telón de fondo la crisis del capitalismo, el embate de las burguesías europeas en contra de sus pueblos y la guerra permanente como manera de resolver conflictos, coincide con los primeros pasos serios en la reorganización del movimiento popular chileno y de legitimación de la resistencia del pueblo mapuche…

Con Gramsci, más allá de Marx y más allá de Gramsci
Doménico Losurdo – Herramienta (2000), vía Gramscimanía
(…) La caída casi total de la "discriminación censal" y la llegada de la democracia no habían significado la conquista de una subjetividad política autónoma por parte de las masas populares; las elites eran las que decidían. Su "circulación" y su alternancia constituían la trama eterna del proceso histórico. Diametralmente contrapuesto es el balance que Gramsci extrae de la tragedia de la primera guerra mundial: se trata de lograr que el "pueblo trabajador" no permanezca en la condición de "trofeo de caza para todos", simple "material humano", o "material en bruto para la historia de las clases privilegiadas". Tal condición resulta insuperable hasta que las clases subalternas continúen siendo "una masa amorfa que fluctúa perennemente fuera de toda organización espiritual"…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: