algunos titulares – 22/04/2012

Tariq Ali, Pakistán y el mundo
Una congregación de sufrimiento
Bharat Bhushan – Znet, vía Rebelión
(…) Si se considera el asunto fríamente, sin ninguna demagogia, la guerra y la ocupación de Irak no podrían haber tenido lugar a menos que los iraníes hubieran dado luz verde a EE.UU. La guerra en Afganistán podría haber ocurrido, pero ciertamente ayudó que los iraníes hayan dicho ‘sigan adelante’ porque los iraníes veían a Sadam Hussein como su enemigo y veían a los talibanes como sus enemigos, por lo tanto el enemigo de mi enemigo es mi amigo, aunque sea temporalmente…

Collar de perlas frente a telón de acero en el pulso estratégico del Índico
Agencia EFE / Terra
(…) La estrategia china fue descrita en 2003 por un equipo de consultores de EE.UU. como un "collar de perlas", consistente en el establecimiento de puntos navales de repostaje alineados por todo este océano, desde el estrecho de Ormuz hasta el de Malaca…

Si falla la diplomacia, es lógico que siga la guerra en Afganistán
Armando Pérez – RIA Novosti
(…) A pesar de la presencia de las tropas aliadas (ISAF), en la capital afgana participaron al menos tres comandos de guerrilleros bien entrenados y grupos similares perpetraron atentados en las ciudades de Puli, Alam, Gardez y Jalalabad, donde atacaron un aeródromo y una base militar de EEUU…

Elecciones y resistencia, dos realidades separadas
Gilberto López y Rivas – La Jornada
(…) Una base estratégica para la resistencia o el levantamiento. La sobrevivencia de la comunidad india no puede, sin embargo, explicarse sin relacionarla con la organización colonial del trabajo. La dialéctica de la resistencia se combina con la dialéctica de la reproducción de la mano obra colonial y con diferentes formas de acumulación del capital…

La nueva geopolítica del capital
Raúl Zibechi – Le Monde diplomatique
(…) Un informe difundido por la Sociedad Brasileña de Estudios de Empresas Transnacionales y de Globalización Económica destaca que por cada 100 empleos creados por la inversión extranjera entre 2003 y julio de 2011, 74 fueron en la industria, 23 en los servicios, y sólo 3 en la agropecuaria y minería (7). Teniendo en cuenta que el monto de las inversiones en los tres sectores fue relativamente parejo en Brasil en ese lapso, resulta evidente que ciertas inversiones son negativas para quien las recibe…

Que las víctimas paguen al verdugo
Silvia Ribeiro – La Jornada
Está a discusión en la Cámara de Diputados la reforma a la Ley Federal de Variedades Vegetales, que significa pavimentar el camino para que las trasnacionales puedan demandar a las víctimas de la contaminación transgénica, al mismo tiempo que criminalizan los intercambios de semillas entre campesinos y colocan al Estado en funciones de policía de Monsanto y otras trasnacionales de agronegocios.

El gran juego del ajedrez botánico
Carmelo Ruiz Marrero – ALAI
(…) Los imperios coloniales europeos desarrollaron sus respectivos programas de adquisición de semilla, los cuales guardaban celosamente. Los holandeses, por ejemplo, cortaron todos los árboles de nuez moscada y de clavo de especie de las islas Molucas, excepto en tres islas donde tenían sus plantaciones, desde luego con considerable protección militar. Los franceses hicieron de la exportación de semillas de indigo de la isla de Antigua una ofensa capital. Y el Kaiser de Alemania mandó a recolectar semillas de las colonias en Africa y el Pacífico, y para alojar los especímenes estableció una estación agrícola moderna en Gatersleben, que llegó a ser uno de los mayores depósitos de semilla del mundo…

"Argentinización" del petróleo: Las cosas en su sitio
Andrés Figueroa Cornejo – La hora de los Justos
(…) Por otra parte, el gobierno argentino, desde sus propios dispositivos mediáticos, transforma la compra y conversión en propiedad mixta de los recursos petroleros del país, en un acto soberanista también súper explotado en términos propagandísticos, cargado de emotividad "nacional" y argentinidad abstracta, sin sujeto…

La palabra como arma de destrucción masiva
Mikael Rodríguez Chala – Rebelión
(…) Si en lugar del adjetivo sobrecualificado se emplease el más adecuado concepto de subempleo, se harían ver las deficiencias de un sistema económico que expolia al trabajador hasta el último rincón de dignidad. La ayuda al desempleo juega este mismo papel. Si se da a entender que el sistema nos echa una mano, soslayando que primero nos quebró las piernas, la mentira es manifiesta…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: