algunos titulares – 18/10/2011

La voluntad de acero (Segunda Parte y final)
Reflexiones de Fidel – Cubadebate
(…) Ella se responsabilizó con todas las acciones subversivas realizadas en Cuba, incluidos los intentos de asesinato contra los líderes de la Revolución y se responsabilizó con los planes y cálculos que de haber tenido éxito habrían significado un enorme número de bajas por ambas partes dada la decisión de nuestro pueblo,  demostrada en Girón, de luchar hasta la última gota de sangre. Bush nunca entendió  que la victoria de Cuba salvó muchas vidas, tanto cubanas como norteamericanas…

Israel y Libia preparan a África para el "Choque de civilizaciones"
Mahdi Darius Nazemroaya – Global Research, vía Rebelión
(…) El verdadero multiculturalismo amenaza la legitimidad de los planes de guerra de la OTAN. También constituye un obstáculo para la implementación del "Choque de civilizaciones" que representa la piedra angular de la política exterior de EE.UU….

El avispero internacional
José Blanco – La Jornada
(…) la Unión Europea y Estados Unidos, dicen que acordarán "cómo van a salir de la crisis", pero en realidad Alemania (en primerísimo lugar) y Francia (en segundo lugar), tienen el propósito de salir fortalecidas como países hegemónicos al interior de la UE y al propio tiempo (si la UE no se fractura), ganar un espacio de hegemonía mayor en Occidente…

Divide et impera y poder en América Latina
Alberto Rojas Andrade – Rebelión
(…) A partir de allí se ha erigido a nuestro rededor ese meloso chauvismo de opereta cuyo principal antipersonaje es una oligarquía arribista, prepotente y despiadada con su pueblo y títere y servil frente al norte, representando estos dos personajes en el escenario cartón piedra de una República Bananera; una obra que, con variaciones y diversos niveles, se continúa representando en agobiadas partes de Nuestra América por estos días…

El desencuentro de Marx y América Latina
Paco Peña – piensaChile
(…) La segunda etapa comenzaría alrededor de 1856, yendo hasta 1864. Son los años en los cuales Marx se abriría al mundo periférico, colonial o atrasado, sin proceder a una revisión de su esquema anterior, es decir, sin reanalizar las relaciones entre los países europeos y la periferia, pero en sus escritos comienza a aparecer la denuncia de las atrocidades cometidas por las potencias occidentales en China, India y México…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: