algunos titulares – 15/10/2011

Un mundo fantástico
Teodoro Santana – PRCC, vía Kaos en la Red
(…) Conscientes de su debilidad, la pequeña burguesía no aspira en realidad a tomar el poder ni de una forma ni de la otra. Aspira a verse arropada por "el pueblo", por la "ciudadanía", en un bloque donde se difuminen tanto las clases sociales como las organizaciones de clase de los asalariados. "Lo importante son las personas", ya se sabe, y los "derechos individuales"…

Libia: Qué bonito era el colonialismo
Manlio Dinucci – Kaos en la Red
(…) Si poco después del desembarco el ejército italiano fusiló y ahorcó a 5.000 libios y deportó a otros miles, ahogando en sangre la primera rebelión popular, lo hizo para aplicar «leyes justas»…

Por qué David Brooks confunde el verdadero origen de la decadencia moral
Treinta años de guerras de clases contra la clase trabajadora
June Carbone – Sin Permiso
(…) Por contraposición, los enfoques tradicionalistas, que descansan sobre una moralidad que es  "revelada, heredada y compartida", exigen instituciones fuertes. El liderazgo institucional, más que la virtud individual, es necesario para combinar las lealtades de grupo con la tolerancia pública y mediar en las tensiones entre grupos de interés y la pertenencia a una sociedad más amplia…

China: Temer o no temer
Xulio Ríos – Observatorio de la Política China
(…) La China actual ha aceptado el juego de la mundialización y la interdependencia. Es un cambio histórico de gran profundidad. Cuando el primer ministro Wen Jiabao dice que la apertura es un camino irreversible y de largo plazo, como ha recordado recientemente en Dalian en el llamado Davos de verano, no son palabras huecas. Significa, a fin de cuentas, que esta China ni es ni será antagonista del mundo desarrollado…

La estrategia paramilitar en las elecciones municipales y departamentales del 30 de octubre
Colombia, asalto a la democracia
Stella Spinelli – Peace Reporter, vía Rebelión
(…) Los paramilitares son la verdadera amenaza subterránea de las elecciones colombianas bajo tierra, mucho más allá de la influencia que ejercerán las guerrillas izquierdistas FARC y ELN. Lo llega a admitir el proprio gobierno al admitir que se trata de simples bandas de delincuentes comunes asociados con el narcotráfico, la extorsión y el secuestro, aunque se sigue negando su fin político…

Alvaro García Linera: "El movimiento social empuja el cambio político"
Paul Walder – Punto Final, vía Sur y Sur
(…) El Estado no puede reemplazar a la sociedad, y menos un Estado revolucionario, pero a la vez tampoco puede quedar arrinconado por el corporativismo de las organizaciones sociales. Tiene que ir reinvindicando lo común, pero apoyado en lo social. Hay que confiar que habrá una nueva oleada, que algunos sectores impulsarán lo universal y otros no. Entonces, con el apoyo de esos sectores y en base al diálogo democrático, impulsar lo universal…

Chile: La saludable rebelión de los estudiantes
Fernando de la Cuadra – ALAI
(…) De esta manera, la carencia de una política de Estado en temas como educación, salud, empleo o seguridad social han generado un amplio sentimiento de rechazo por parte de diversos sectores de estudiantes, profesores, funcionarios de la salud, deudores hipotecarios, empleados públicos, jubilados, consumidores, pueblos originarios, ecologistas y de la ciudadanía en general…

Codelco anuncia el mayor saqueo de su historia
Julián Alcayaga O. – El Clarín
(…) Tanto el Presidente Ejecutivo de Codelco, Sr. Diego Hernández , como el Vicepresidente de Estrategia y Finanzas Sr. Thomas Keller, principales artífices de este negocio, son ex empleados de Anglo American, y quizás solo están momentáneamente en comisión de servicios en Codelco, para traspasarles 7 mil millones de dólares a Anglo American, sin absolutamente ningún beneficio para Codelco y el país…

Carlos Maria Rama: La revolución social española
Pepe Gutiérrez-Álvarez – Kaos en la Red
(…) El clero aseguraba la enseñanza de los ricos, la dirección, de sus conciencias y les proveía de una ideología retardataria y medieval. Para el pueblo trabajador se confundía con la misma riqueza, y por esa razón el clero —con contadas excepciones— era impopular…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: