algunos titulares – 11/07/2011

Neoliberalismo e insubordinación
Ana Esther Ceceña – Revista Chiapas
(…) Atendiendo a los distintos planos de contradicción de la sociedad capitalista contemporánea, a su carácter internacional y a sus múltiples determinaciones, nuestro reconocimiento en el otro supone un cuestionamiento de todos los niveles de nuestra vida social. Por eso la resistencia frente al neoliberalismo debe darse en todos los espacios y todos los niveles, locales e internacionales, públicos y privados, particulares y universales…

Balcanización petrolera del añejo Sudán y nacimiento de Sudán del Sur
Alfredo Jalife-Rahme – La Jornada
(…) El petróleo puede representar la manzana de la discordia o el puente entre lo que queda del añejo Sudán (que conserva refinerías, oleoductos y la relevante salida al mar Rojo a través del Puerto Sudán) y el nuevo Sudán del Sur (donde yace la mayor parte de su producción como de sus pletóricas reservas por explotar)…

Las obreras marroquíes. Destrucción de las agriculturas familiares y explotación fabril
Albert Sales – La Haine
(…) Las reformas neoliberales en el campo y el impulso de las industrias ligeras intensivas en mano de obra son dos caras de una misma moneda. El campesinado que pierde sus modos de vida tradicionales, después de ver como sus tierras se convierten en cultivos intensivos para la exportación, pasa a engrosar la pobreza urbana y a convertirse en proletariado a la búsqueda de un empleo en la industria…

El complot de las incertidumbres
Fiodor Lukiánov – RIA Novosti
(…) Sin embargo, si dejamos aparte el último ejemplo (pues es verdad que está lleno de detalles sospechosos) y analizamos los primeros dos, veremos que no se trata de la voluntad de alguien sino de la falta absoluta de alguien quien se encargue y sea fuera capaz de gestionar y controlar aquellos acontecimientos…

Fuentes y figuras de la violencia social en México
Neoliberalismo y dominación política de clase
CDAM – La Haine
(…) Esta violencia social está enmarcada en un contexto histórico muy específico, el cual comprende el desmantelamiento de la seguridad y política social; la desorganización política de las clases trabajadoras y populares; la ortodoxia de la ideología liberal y posmoderna; el quebranto de los organizaciones populares y de clase; la defensa poco efectiva de los trabajadores a la explotación y desmantelamiento de sus derechos por parte del capital…
[pdf asociado]

Guatemala resistiendo el nuevo colonialismo
Raúl Zibechi – Americas Program
(…) Estamos ante un fenómeno de expansión del modelo capitalista por dos vías: el crecimiento del agronegocio sobre todo caña de azúcar y palma africana, y la expansión de la minería que conlleva la privatización del agua. En paralelo el país se convirtió en un corredor del narcotráfico desde el sur hacia Estados Unidos, con una gran disputa territorial en la frontera entre Guatemala y México, lo que genera un escenario muy complejo…

Chile: ¿Dónde están los sistemas educativos indígenas?
Mario Ibarra – Mapuexpress
El «derecho a la educación» es un derecho que figura en un sinnúmero de instrumentos internacionales de derechos humanos y ha sido desarrollado en otros por organismos especializados de la ONU, en particular, por la UNESCO, el Convenio 169 o la declaración ONU. Los instrumentos señalados –sin ambigüedades– precisan las obligaciones –directas e ineludibles– de los Estados, es decir, en la educación («municipalizada», privada o pública) la responsabilidad es –única y exclusivamente– de los Estados.

Chile: Rebelión en la CUT
Paul Walder – Punto Final, vía Rebelión
(…) Es un hecho que la dirigencia de la CUT y sus vinculaciones con la Concertación no la convierten en un interlocutor válido al llamado de la calle, por lo que se podría prever un quiebre generado desde ciertas convicciones ideológicas. La pregunta clásica sobre el papel de los sindicatos, en tanto meros canales reivindicativos o agentes del cambio social, vuelve a levantarse
cómo se deben sumar fuerzas, desde el mundo laboral, al clamor de la sociedad civil…

40º aniversario de un hecho histórico
Nacionalización del cobre: ¿éxito o fracaso?
Hernan Soto – Punto Final, vía Rebelión
(…) En el futuro no cesarán los impulsos privatizadores. Con el neoliberalismo las transnacionales seguirán lucrando, con grandes utilidades y bajos impuestos, protegidas por la “concesión plena” y la dificultad para nacionalizarlas…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: